lunes, 5 de enero de 2015

Panecillos rellenos y ¡¡¡Felices Reyes!!!

Medias noches

Esta noche es una noche muy especial, conseguiremos sin esfuerzo que todos los niños se vayan a la cama a la primera y que es llevan mucho tiempo esperando a los Reyes Magos.
Recuerdo como si fuera ayer mi hermano Raúl y yo esperando horas en el sofá del salón a que vinieran los Reyes, muertecicos de sueño pero aguantando como campeones, aunque al final nos dormíamos, lógico.Cierto es, que estos niños tienen de todo, aún así siguen teniendo la misma ilusión que tuvimos nosotros que no teníamos casi de nada y es que esta noche seguirá siendo para todos una de las mejores noches del año. Oye que a mí me hace mucha ilusión que algún rey se acuerde de mí y me deje algo aunque sea una cosita jejeje
Cambiando el tercio, os diré que estos panecillos-bollos están de vicio son un poquito dulces eso sí, como tipo viena, están ricos solos así que rellenos ni te cuento......por esto vamos con la receta verás que fácil y rica,rica...


Ingredientes

500 gr de harina de fuerza
250 ml de leche desnatada ( bueno la que queráis )
50 gr de azúcar
50 gr de mantequilla sin sal
25 gr de levadura fresca
1 cucharadita de sal
Relleno;
puede ser jamón, chorizo, queso etc
Pintar:
Con huevo, con leche o con los dos


Preparación

Ponemos en el vaso la leche, la mantequilla y el azúcar a 37º vel 2 durante 1 minuto.Añadimos la levadura desmenuzada y mezclamos 20 segundos vel 4. Ahora ponemos la harina y la sal primero 10 segundos vel 4 y luego amasar 3 minutos, vaso cerrado, espiga.



Sacamos la masa y la cortamos en 15 trocitos más o menos aplanamos cada uno con el rodillo sobre papel vegetal.




Picamos los rellenos: yo puse jamón serrano, chorizo con queso, pavo con queso y jamón serrano con queso todos estaban muy ricos pero el de jamón serrano solo me pareció un poco fuerte, cuestión de gustos.



Rellenamos los panecillos.



Y tapamos haciendo un saquito.


Los ponemos boca abajo en una fuente untada en mantequilla.



Los tapamos con un paño y los metemos en en horno una media hora o más.


Una vez que han levado los pintamos con huevo o leche o con una mezcla de los dos.Yo tenía una yema así que le puse un poco de leche y ya.



Los horneamos a 180 º por arriba y por abajo sin turbo hasta que estén doraditos.




Los cortamos con un cuchillo, es fácil. Y cuando se enfríen un poco a comer¡¡¡¡ umm que ricos¡¡¡








2 comentarios:

  1. Desde luego te han quedado fantásticos y preciosos así todos igualitos, te cojo un par para la cena jejeje

    besos

    ResponderEliminar
  2. Esta me la apunto....tienen una pinta increíble besos..

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...